Triste canción

Written by LocoDiego on October 30, 2008 – 9:26 pm - 1,595 lecturas

Recuerdo una historia que me contaron hace algún tiempo atrás. Esta historia ocurrió un noche como esta, quizás un día como hoy, en un pueblo no muy lejos de acá a dos personas a las que el tiempo y el destino cruel como el mismo, decidieron olvidar.
Eran dos jóvenes que empezaban a descubrir un largo camino llamado vida, estos chicos como dice una canción: “…unieron sus almas, para darle vida a esta triste canción de amor…
El era joven y entusiasta, ella era bella y seria, ellos eran tímidos y por momentos atrevidos. Decidios a romper vencer al tiempo y robar la felicidad de quienes no lo permitían. Cuando estaban juntos eran uno sólo, se comprendían y entendían muy bien. Algo especial los unía y provocaba en ellos una constante alegría que compartían con todos.
Ella era divertida y atractiva.
El trataba de hacerla feliz siempre de cualquier manera, menos de la apropiada pues ella no supo comprender (quizás) el amor que este le regalaba. Ella le ofrecía amor a su manera, que el no supo entender y valorar en su momento.
Con el tiempo el en su afán de darle lo mejor cometió muchos errores y graves olvidos, ella nunca se lo dijo.
A el nunca le preocupo entenderla y ella no intento comprenderlo.
El siempre le pedía más, ella necesitaba menos. Necesitaban entender
El quería subir, ella aun no. El debió bajar.
El exigía cosas, ella tranquilidad.
Ella quería nuevos retos, el un cambio.
Ella ansiaba aventuras, el sólo placer.
A lo mejor hablaban tanto entre ellos que olvidaron hablar de ellos. Olvidaron solucionar sus pequeños problemas pero siempre recordaban solucionar los grandes problemas del resto.
Al final el tiempo les gano y esta historia tan simple que empezó debió terminar por el bien de todos.
Ya no eran los mismos que empezaron, habían cambiado tanto, en tan poco tiempo que no se conocían bien.
Es que no siempre las cosas son como debieran ser.
No siempre alguien puede tener la razón.
El siempre le oculto muchos secretos e historias.
Ella no pudo decir. El no quiso ver.
Ellos terminaron. Algunos se alegraron.
El se tranquilizo, ella lo pensó mejor.
Ellos se hicieron última promesa, convertirse en rocas que deambulan no muy separadas por el río de la vida que fluye sin césar. Este río va formando toscas rocas en piedras preciosas y poderosas.
Un día cuenta esta historia que estas piedras se encontraran y se volverán a juntar para esta vez ser capaces de convertirse en una y juntas rehacer esta historia logrando (si el tiempo así lo permite) perdurar y ser recordadas por todos.

Nota del Autor : Triste canción, Pobre soñador, Las piedras rodantes – El Tri


Tags: , , ,
Posted in Recuerdos | No Comments »